Reseña: Chelsea Wolfe – Pain is Beauty

Chelsea Wolfe - Pain is BeautyEs casi imposible justificar la presencia de este disco en un sitio que se dedica principalmente a hablar sobre Metal, sin embargo, si tienen la paciencia de leer un par de párrafos sobre esta artista trataré de hacerlo. Si se habla sobre otros artistas que actualmente no tocan este tipo de música, como pudieran ser The Gathering o Anathema, al menos se sabe que en algún momento de su pasado lo hicieron. Pero Chelsea Wolfe no es uno de estos artistas, su música siempre ha estado firmemente enraizada en el Folk, y su voz, que es tal vez su instrumento más distintivo y constante entre los diversos extremos estilísticos de su música, reproduce tonos agobiantes y torturadores, pero claramente melódicos. Sin embargo, ha logrado cautivar a un buen número de escuchas y expertos metaleros con delicadeza y fineza más que por su agresividad sonora.

Habiendo abierto fechas en vivo para artistas extremos como Sunn O))) y Boris, y más recientemente destacándose en una gira europea con Russian Circles, está claro que muchos de estos grupos que se apoyan en la instrumentación más atmosférica del espectro metalero sienten esta correlación emocional con el sonido y estilo de Wolfe. Además de haber admitido pública y constantemente una fuente de inspiración en las corrientes más oscuras del metal como el Black y el Doom, Wolfe ha demostrado una gran variedad de influencias musicales, entre ellas el rock (pop y garage), la música electrónica y el blues, sin estar exclusivamente limitado a estos. El talento de Wolfe se destaca en el hecho de que ninguna de estas influencias es demasiado obvia y logra integrarlos en su sombrío estilo personal hábilmente.

Toda esta variedad estilística hace que sea difícil hacerse de expectativas fijas avanzando de pista en pista a través de Pain is Beauty, de hecho aún si se han escuchado los trabajos previos de Wolfe es casi fútil el querer establecer una expectativa de este disco o siquiera de sus próximos trabajos, Pain is Beauty es tal vez, sin embargo, uno de sus trabajos más convencionales y básicamente la mayor constante en general sigue siendo su impactante voz. Que incluso, una vez más rompiendo expectativas, llega a tomar un poco de segundo plano en un par de pistas, evitando la ferocidad emocional que la caracteriza hasta cierto punto. Esto es un experimento arriesgado y de cierta manera no rinde los frutos que tal vez Chelsea Wolfe esperaba, en especial en la primera mitad de este disco, pero una vez que retoma su más característica estructura en sus composiciones, la segunda parte del álbum alcanza éxitos bastante altos que enriquecen el catálogo de esta artista enormemente.

Es en esta segunda mitad donde mis 3 pistas favoritas se siguen consecutivamente y son “Sick”, “Kings” y “Reins”. Este particular trío de canciones hacen que en este álbum sea merecedor de al menos una reproducción completa obligatoria. Y si al terminar al menos estas tres canciones no han sentido nada yo correría a checarme el pulso ya que no creo que alguien vivo y con un sentido del oído funcional pueda ignorar las emociones que Chelsea Wolfe es capaz de evocar con su música. Además de estas tres canciones, “Feral Love” y “They’ll Clap When You’re Gone” logran destacarse mucho también en este trabajo que definitivamente recomiendo para cualquiera, fanáticos del metal o no, estoy seguro que encontrarán mucho que aplaudir cuando el álbum haya terminado de reproducirse aquí debajo de estas palabras.